Baldas flotantes

Te presentamos para casa baldas flotantes de diferentes modelos, pequeños estantes para instalar normalmente en la pared y así aprovechar al máximo el espacio de esas paredes vacías que tenemos en nuestro hogar.

Tienes modelos muy variados para elegir, siendo los más populares las baldas hechas de madera, ya que son resistentes, tienen buen precio y se convierte en un elemento de decoración bastante atractivo.

Catálogo de baldas flotantes de nuestra tienda

Comprar una balda flotante en nuestra web a buen precio

Lo mejor de comprar un balda flotante es su precio, por alrededor de 20€ conseguirás una o dos baldas para colgar, siempre incluyendo los tornillos para hacerlo, ten en cuenta que necesitarás un taladro para hacerlo.

Lo mejor es que tienes muchos diseños para elegir, todos con el objetivo de proporcionarnos un espacio para dejar diferentes objetos, como floreros, trofeos, libros, etc.

Que materiales tengo en las baldas flotantes

No todos los estantes individuales con iguales, cada material del que está hecho tendrá unas características u otras, así que te presentamos diferentes baldas flotantes según materiales de fabricación.

De madera

Las baldas flotantes de madera son las más vendidas, ya que reúne excelentes ventajas en comparación con otro tipo de material, son robustas y resistentes, son baratas y son atractivas.

En nuestra tienda online tienes estantes verdaderamente bonitos, con un precio estupendo y con modelos que superan las 500 opiniones positivas, algo sensacional.

De metal

Este es un material muy resistente, aguanta bastante peso, ofreciendo una  mejor resistencia a la humedad que la madera, muy usadas en cocina y baños.

Como desventaja es que las baldas flotantes de metal son algo menos atractivas y algo más difíciles de combinar a la hora de decorar un espacio, algo que debemos de tener en cuenta en nuestra compra.

¿Dónde podemos instalar una balda flotante?

Aquí es donde entra uno de sus aspectos más positivos que podemos encontrar en este producto, y es que las baldas flotantes se pueden instalar en diferentes sitios, convirtiéndolo en un producto muy versátil.

A continuación de damos algunas ideas para que tengas una pequeña de guía y así aproveches cada espacio de tu casa con estas pequeñas estanterías muy prácticas.

En la entrada de la casa

Instalar una o varias baldas en la entrada de la casa ofrece multitud de ventajas, desde un lugar para dejar diferentes objetos que necesitemos a la hora de salir o entrar, como el mando del garaje, bolsas para hacer la compra, etc.

Incluso tienes estantes flotantes con colgador de ropa, para dejar el abrigo o el bolso, un artículo realmente sensacional.

En el salón

La mayoría de baldas flotantes que buscamos para nuestra casa van destinadas al salón, y el objetivo es que combine con el resto de muebles que tenemos y añada más espacio de almacenamiento.

Al ser un espacio abierto, estos estantes los utilizaremos para poner diferentes elementos para decorar, como pueden ser flores, diferentes cuadros con un bonito marco, un objeto que compraste en tus vacaciones, etc.

En la habitación

Cuando compramos unas estanterías flotantes para la habitación, es que estamos pensando en almacenar unas cosas concretas en el mismo, como pueden ser un estantes para libros, para peluches, o una colección de vinilos, etc.

En este aspecto debemos tener en cuenta el peso a soportar, ya que siempre es importante que quede bien fija y así no tener disgustos con sobrepeso y se pueda romper.

En la cocina y el baño

Como hemos comentado anteriormente, los más utilizados son los de metal, y suelen estar destinados en lugares donde la vapor y la humedad hacen acto de presencia en acciones tan cotidianas como cocinar y ducharse.

Estos estantes flotantes tienen como objetivo almacenar algunos objetos, desde diferentes accesorios de cocina, cubiertos, etc., hasta champú, geles, perfumes, etc., con el objetivo de que no se deterioren ni oxiden aún cuando les caiga agua.

Deja un comentario