Colchones, los diferentes tipos según lo que necesites

Los colchones son un elemento imprescindible en nuestras casas, por eso hemos creado esta sección, para ayudarte a encontrar el mejor colchón online y proporcionar un soporte para tu cuerpo óptimo, comodidad al máximo nivel y una calidad del sueño formidable.

Si te despiertas sintiéndote lleno de energía y renovado, trabajar y estar activo será mucho más fácil, pero si por otro lado, si pasas la mayor parte de sus noches dando vueltas, todo el día puede parecer un desafío, y que te encontrarás fatigado, irritable y buscará la fuente de cafeína más cercana.

Por eso es súper importante que encuentres un buen colchón, así que veamos cuáles son los tipos más comunes de colchones que podemos encontrar e información útil de sus mejores prestaciones, un artículo para casa que debemos de valorar tranquilamente.

¿Qué tipos de colchones puedo encontrar en el mercado?

Colchones Viscoelásticos

¿Qué es un colchón viscoelástico?

Es un colchón que dispone de una capa de espuma y viscoelástico, dónde también se les conocen como espuma con memoria, ya que se dice que la gran ventaja que poseen es que puede recordar su forma a la hora de dormir, adaptándose a tu cuerpo y así evitar dolores.

En comparación con otras espumas, la espuma viscoelástica siempre vuelve a su forma original, esto le permite sentir la comodidad de la superficie del colchón cada noche como nuevo.

Y otra de sus ventajas es su vida útil, al no incorporar ningún tipo de muelles u otros elementos, podrás disfrutar de un colchón viscoelástico decenas de años, siempre y cuando con un mínimo de cuidado.

La densidad de la espuma y el grosor del viscoelástico, los factores que los diferencian

En todos los colchones con viscoelástica viene indicado la densidad de la espuma interior, que se mide en Kg/m3, para que te hagas una idea, los de gama media están alrededor de los 30 Kg/m3, a partir de aquí podemos observar que irán mejorando en confort y calidad.

Y luego también debemos de comprobar el grosor del viscoelástico, que en general están entre los 2 y 5 centímetros, pero como en el punto anterior, también se mide en Kg/m3, y estos se encuentran entre 60 y 80 Kg/m3.

La viscoelástica proporciona un descanso mucho más agradable, pero es la combinación de elementos entre la espuma y el visco lo que hacen de estos colchones sea uno de los más elegidos por la gente.

La capa  viscoelástica, solo por un lado

Se acabo de dar la vuelta al colchón por si se va deformando, la viscoelástica generalmente se instala en un solo lado del colchón, porque imaginemos que se pone en ambos lados, ten en cuenta que la cara que quede pegada al somier, haciendo que la viscoelástica este 24 horas bajo una pequeña presión del peso del colchón, lo que significaría que a la larga perdería sus propiedades.

Lo único que recomiendan los fabricantes es cambiar el colchón viscoelástico de la cabeza a los pies y viceversa, consiguiendo una durabilidad mayor al aprovechar toda la superficie del colchón.

Colchones Antiescaras

¿Qué es y para qué sirve un colchón antiescaras?

Están destinados para personas que deben de pasar largos períodos de tiempo sobre la cama por diferentes motivos, ya sea por encontrarse enfermo, por la vejez o cualquier otro motivo, que se traduce en que puedan producir escaras.

Las escaras son llagas que vienen provocadas por la presión de nuestro cuerpo sobre los vasos sanguíneos, que ocasiona que nuestra piel pueda dañarse, llegando al músculo provocando bastante dolor.

Por eso se han creado los colchones antiescaras, que lo que hacen es reducir la presión en diferentes zonas del cuerpo, que junto con una cama articulada, que son las que se usan en la mayoría de residencias de mayores, consigue solucionar o por lo menos, no agravar las escaras.

¿Qué tipos de colchones antiescaras hay para elegir?

Los colchones antiescaras de aire son los más utilizados, ya que la mayoría incluyen un compresor que pueden ajustar a la perfección la densidad del mismo, consiguiendo el mejor confort para la persona.

También dispones de colchones antiescaras hechos de espuma, están creados para evitar la sudoración excesiva que puedan tener algunas personas, algo que el anterior le resulta más complicado.

Y luego tienes los de agua, que la diferencia viene en que son regulables en temperatura, que relaja y desinflama el músculo, pero solo recomendados si te lo indica el médico y también son los más caros.

¿Qué debemos conocer antes de comprar un colchón antiescaras?

Los colchones antiescaras son para un tipo de persona específico, por lo que es importante primero saber si el médico te lo recomienda, ya que este tipo de colchones están al alcance de cualquier persona.

Una vez que tengamos confirmado que necesitamos uno, hay que tener en cuenta diferentes factores para comprar el mejor para cubrir nuestras necesidades así que sigue estas indicaciones.

  • Todos los colchones antiescaras soportan un peso máximo de usuario.
  • Se debe de combinar con algún tipo de cama o somier ortopédico.
  • Ajusta bien el inflado del colchón, el no sentir molestias es muy importante.
  • Puedes regular el colchón al peso del usuario, más suave o firme, según lo que necesite.
  • Siempre montarlo e inflarlo sin la persona encima, esto puede deformarlo y dar la sensación de una falsa comodidad.
  • Evita que la superficie del colchón este en contacto con la piel, una sábana con un tacto suave suele venir muy bien.

Colchones hinchables

¿Qué es un colchón hinchable y que usos le podemos dar?

Un colchón hinchable es un colchón que se llena de aire, para una vez inflado es utilizado para dormir, y cuando se encuentra sin aire, se reduce tanto el tamaño que podemos guardarlo en casi cualquier sitio.

Se utiliza para tener un sitio extra para dormir en lugares que no podemos instalar una cama tradicional, y es que el colchón inflable lo podemos usar para invitados que vienen a casa, para instalarlo en una tienda de campaña o para llevárnoslo a casa de un amigo, ya que se puede transportar fácilmente.

¿Qué tipo de colchones hinchables hay para elegir?

En esta sección se puede escoger para todo tipo de situaciones, ya que tienes disponibles colchones hinchables individuales y dobles con doble altura que simula a una cama, muy populares para interior.

Y luego tienes colchonetas hinchables para ir de camping, más aptas para instalar encima de una esterilla o para niños o jóvenes, más baratas pero en comparación con las anteriores son algo más incómodas.

Y por último también colchones de aire para bebés, con pequeños protectores laterales donde añade bastante más seguridad y se puede usar para dormir la siesta o quedarnos a dormir en casa de algún familiar.

¿Qué ventajas tenemos al comprar un colchón hinchable?

La mayor ventaja es que ocupa muy poco espacio cuando se encuentra deshinchado, y que se monta rapidísimo gracias a que muchos incluyen una bomba eléctrica de inflado, por lo que en minutos puedes tener una cama extra para tus invitados en casa.

En la actualidad tienes marcas que fabrican colchones hinchables muy cómodos, incluso con un tamaño matrimonial que aportan un confort realmente espectacular, siempre pensando en que si se queda gente en casa a dormir, lo haga en un sitio realmente cómodo.

Y luego la mayoría incluyen una bolsa de transporte, que una vez desinflado podemos guardarlo en su bolsa y llevárnoslo donde queramos, perfecto para ir de acampada, o dejarlo guardado en un armario hasta la próxima que vez que lo necesitemos.